Apuntes sobre el guión de un curso online

¿Se puede construir una casa sin los planos? Se puede, pero es una decisión que conlleva riesgos de todo tipo, desde estructurales hasta económicos. El plano refleja el trabajo previo de haber pensado la construcción y de haberla calculado; el guión de un curso online (o guión instruccional o guión didáctico) tiene mucho de parecido. En el guión se establecen los objetivos de aprendizaje, se plasma una estrategia de enseñanza y se revisa la consistencia de los contenidos. Además puede funcionar como guía de tareas de un equipo, a la manera de un plano. El guión es el evento fundacional del curso online y no debería omitirse en ningún caso.

guion_didactico_payed

El guión tiene también una función contractual: nos permite mostrar el proyecto antes de comenzar a desarrollar el curso para obtener la aprobación o las correcciones de un tercero. Los cambios son mucho más baratos en el guión que en el curso desarrollado, antes de sumar el trabajo de diseñadores, editores y/o programadores.

Distintos tipos de guión

Quizás una de las razones del desacostumbramiento local a la presentación y a la demanda de guiones es que no hay un modelo consensuado de guión didáctico. Hay distintos tipos de curso online y en algunos casos no es fácil la creación del guión previo.

Algunos ejemplos:

  • Un curso que incorpore videos explicativos animados requiere ciertos conocimientos de lenguaje audiovisual. Puede haber entre 10 y 15 escenas en un minuto de estos videos y algunos diseñadores de animación (con toda razón) pedirán un boceto antes de comenzar a producir los videos.
  • Un curso o una serie de cursos que incorpore elementos de gamificación puede tener una estructura narrativa no lineal. El esquema de navegación del curso se va a parecer a un diagrama de flujo. A su vez, cada etapa dentro de ese diagrama puede incluir segmentos lineales, como frases escritas o audios grabados.
  • Un curso basado en las clases presenciales de un experto puede no tener un guión previo, aunque sí un post-guión. Esto suele pasar cuando se graban las clases teóricas en una universidad o el experto es poseedor de un saber hacer difícilmente transcribible. En estos casos se registran las clases y luego se trabaja en el guión de edición, un proceso similar al de la edición de entevistas.

Dejando estas particularidades de lado, este post quiere ayudar a que se trabaje más y mejor en los guiones previos, así que vamos a proponer dos variantes de guión (¿ampliamente?) aceptadas por las partes involucradas en un proceso de desarrollo de curso.

1. La estructura Powerpoint

Hay un tipo de curso online que se estructura como una secuencia de diapositivas o de escenas, con mayor o menor grado de interactividad dentro de cada escena. Las escenas pueden estar ordenadas en un menú y a veces se sostienen con una voz en off que va desarrollando las ideas, generalmente la voz del propio capacitador.

El guión que antecede a este tipo de curso describe lo que sucederá en cada una de las diapositivas. Cada página es una diapositiva. Las descripciones tiene que ser claras y consignar qué se va a ver en cada escena, cómo se va a ver o leer, qué se va a oir en la escena y a dónde va a ir el usuario desde ese punto:

pagina-de-guion-curso

Modelo de Rosalie Ledda (http://rosalieledda.com)

Uno de los desafíos de estas estructuras es el de plasmar la no linealidad, si ello estuviera en los planes del guionista. Esa posibilidad de recorrer la historia de distintas maneras puede expresarse usando diagramas que ilustren el recorrido no lineal o condicionado, presentándolo en la primera página del guión:

esquema-de-curso

Las notas al pie de cada diapositiva pueden dar detalles sobre la navegación del curso, indicando cosas como “Ir a la página 20 si el usuario hace clic en el botón 3”. También se pueden usar hiperlinks que funcionan muy bien para este fin, tanto en un powerpoint como en un documento de texto.

Acá el ejemplo completo de este guión: https://docs.google.com/document/d/15nHUGOwv_T4NAWAwMbvwdCix-bW_cPqdjT2sbzw9z34/edit?usp=sharing

Atención. Si el curso puede recorrerse de manera no lineal hay que preveerlo en el uso de las construcciones adverbiales de tiempo. Por ejemplo, la frase “como dijimos antes” no debería aparecer en una escena a la que se puede llegar sin haber pasado por ese antes.

2. La secuencia de videos de captura de pantalla

Los cursos paso a paso estructurados como secuencias de videotutoriales son un género aparte. En sitios como Video2Brain, Udemi, Domestika o Lynda.com (adquirido recientemente por Linkedin en USD 1500 millones) el género está muy bien representado. El formato típico es el de un experto que nos muestra el paso a paso de un software a través de videos de captura de pantalla (screencasts) a los que no les falta ni les sobra una coma. El experto también puede aparecer en cámara para presentar algunos temas ¿Cómo es el guión didáctico que precede a la producción de estos cursos?

Hay dos formas distintas de guionar los cursos basados en screencasts:

Método 1 – Apunte y retomas

Si los screencasts son cortos se suele partir de un apunte básico o recordatorio de temas, para que el experto desarrolle las explicaciones en 1, 2 o 3 tomas. La grabación de cada paso es una suerte de improvisación controlada. Ante cada segmento grabado se decide si se cumplió el objetivo o si hay que hacer una retoma total o parcial. El guión es algo como esto:

guion-metodo-1-apuntes

Método 2 – El audio es el que manda

Este método toma más trabajo, pero es mejor para quienes son nuevos en el videotutorial o para grabar segmentos de más de 5 minutos. También para no olvidarse de nada de lo que hay que decir.

En este método, primero se escribe todo lo que se va a escuchar. Se revisa y corrige hasta que el texto quede exactamente como queremos que se escuche. Ese texto se graba (como audio solo, sin imagen) y esa base de audio es lo que determinará la duración de cada screencast. El paso siguiente es practicar las acciones en la pantalla y luego grabarlas, de forma que los movimientos del screencast se guíen con el audio grabado. Así se hacen coincidir las acciones con la narración; el audio funciona como guía para que el video quede editado a tiempo.

El guión en este método es más preciso:

guion-metodo-2-audio-manda

Los segmentos en cámara

Cuando el experto habla mirando a cámara puede estar presentando una sección diferente o acentuando un concepto especialmente importante. En cualquier caso estos segmentos también se redactan con puntos y comas, porque muchas veces el experto los lee en un teleprompter (link) o en una hoja estratégicamente ubicada bajo el lente de la cámara:

Sí, los realities también se guionan

No se construye una casa sin planos, ni se produce un clip de 1 minuto sin haber creado antes su guión. Mucho menos un curso online para alcanzar objetivos de aprendizaje o lograr efectos concretos en el desempeño de personas.

La ausencia de guión (y de planificación) es la razón por la cual hay tantos cursos online de mala calidad. Los malos cursos sobreviven agazapados en la cueva de la obligatoriedad; son necesarios para obtener una certificación en el trabajo o aprobar una materia en la facultad, pero la demanda de los alumnos-usuarios es cada vez más sofisticada en la medida en que van accediendo a mejores producciones. Los cursos online irán mutando hacia producciones de mayor valor agregado y el guión es la primera parte (y la más barata) de todo el proceso.

1 Comentario

  1. […] es aconsejable escribir previamente un guión de lo que vas a narrar en el video. Tené en cuenta que NO es indispensable grabar la narración de […]

Dejá una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s